DESDE MI BOUDOIR 1.

    CRINOLINA, CRINOLINA…

    Fábrica de crinolinas

    Fábrica de crinolinas

    ¿Cabe?

    – ¿Cabe?

    ¿Le ayudo, señorita?

    – ¿Le ayudo, señorita?

    ¡ Estos niños ... !

    ¡ Estos niños … ! http://www.lisak.net.pl/blog/wp-content/uploads/2014/02/dawne-maszyny-piorące-1869.jpg

    ¿Le apetece un refresco, señora?

    – ¿Le apetecería un refresco, señora?

    ¡ Qué pequeños hacen los vagones, verdad?

    ¡Qué pequeños hacen los vagones!, ¿verdad?

    Nuestras madres no sabían lo que es elegancia, querida.

    – Nuestras madres no sabían lo que es elegancia, querida.

    No podemos gastar tanto. ¡Mira la factura de tus crinolinas! factura es de tus crinolinas.

    – No salen las cuentas, cariño.

    ¡Que día tan desagradable!

    – ¡Que día tan desagradable! Será mejor que nos agarremos a la próxima farola que veamos.

    - Corre, corre caballito ...

    – Corre, corre caballito …

    - Te dije que quitaras esta puerta. - Lo olvidé, cariño

    – Te dije que quitaras esta puerta.
    – Lo olvidé, esposa mía

    - Creo que nos hemos de camino.

    – Creo que nos hemos equivocado de camino.

    Por favor, ¿Puedo pasar?

    – Por favor, ¿puedo pasar?

    Tienda de crinolinas.

    Tienda de crinolinas.

    Sí protestáis os castigamos. ¡La moda es la moda!

    Si protestáis os castigamos. ¡La moda es la moda!

    ¿Se ha hecho daño señora?

    – ¿Se ha hecho daño, señora?

    - Señáleme París, Juanito.

    – Señáleme París, Juanito.

    krynolina2

    ¡No cabe ni una más!

    - ¡Yo no me suelto!

    – ¡Yo no me suelto!

    ¡Cuidado!

    ¡Cuidado!

    Según las fuentes consultadas 19 damas murieron quemadas por accidentes de este tipo (posiblemente fueron más) porque las revistas daban cuenta solamente los casos ocurridos en el estamento más alto.

    – No meto ni una más porque me multan.

    - ¿Me creerán si digo que ha sido el gato?

    – ¿Me creerán si digo que ha sido el gato?

    - Pisa con cuidado, cielo.

    – Pisa con cuidado, cielo.

    - La entrada es muy estrecha. Miremos si hay otra manera de entrar.

    – La entrada es muy estrecha. Tal vez encontremos otra puerta más ancha.

    - Ya estamos terminando.

    – Ya estamos terminando.

    - Les taparía la boca a los que nos comparan con campanas . No es cierto.

    – Les pondría una mordaza a los que dicen que parecemos campanas.

    Oh! nunca me había subido a un globo aerostático.

    – ¡Oh! nunca me había subido a un globo aerostático.

    Cuando vea el nuevo modelo caerá rendido a mis encantos.

    – Cuando me vea tan guapa caerá rendido a mis pies.

    - Me temo que no puedes salir, cariño. - Lo haré de lado, amado esposo.

    – Me temo que no puedes salir, cariño.
    – Lo haré de lado, amado esposo.

    ¿No habrá podido encontrar mejor banco para sentarse?

    ¿No habrá podido encontrar mejor banco para sentarse?

    - Una pulgada mas alta y estarás irresistible.

    – Una pulgada más alta y estarás irresistible.

    - Si llego a saber esto compro unas buenas tijeras.

    – Si llego a saber esto, compro unas buenas tijeras.

    Consejo: Señora, su inmenso traje le permite cuidar de sus hijos y estar bella a la vez.

    Consejo: señora, su inmenso traje le permite cuidar de sus hijos y estar bella a la vez.

    prueba

    – No necesitamos ninguna máquina para darnos un baño.

    - Deberían inventar coches más amplios, querida mía. - Calla y empuja (¡menuda tontería dice este!)

    – Deberían inventar coches más amplios, señora mía. Esto no entra en mis honorarios.
    – Calle y empuje que se me hace tarde (¡¡¡menuda tontería dice!!!)

    2hdzkp4

    Sin palabras.

    imagesVBC7DMBH

    – ¿Una copita?

    - Tenga cuidado con los charcos, señora.

    – Tenga cuidado con los charcos, señora.

    - Si le pusieran unos brazos sería un sillón muy cómodo.

    – Si le pusieran unos brazos sería un sillón muy cómodo.

    Retoques de última hora.

    Retoques de última hora.

    cartoonhoop

    – Sácame de aquí que me da claustrofobia.

    - Es complicado saber si es el caballo o la señora quien lleva la crinolina.

    – ¿Quién lleva la crinolina? Tal vez la dama, tal vez el caballo.

    Todas las ilustraciones han sido tomadas de internet tras efectuar búsquedas exhaustivas y pertinentes. Los pies de las ilustraciones son invención mía porque pienso que amenizan la temática que tratamos ya que al al fin y al cabo son caricaturas satíricas de un periodo concreto de la Historia del Traje en el siglo XIX.

    *******************************************************************************************************************

    EL GUSTO POR LO ESCOCÉS.

    Retrato de señora atribuido a Sir John Watson Gordon (Británico, 1.788 -1.864). En la web de Sotheby’s se tasó entre 12.000 y 16.000 USD. Fue vendido en 18.750 USD.

    Durante el reinado de la reina Victoria (1.837-1.901) el Castillo de Balmoral en Aberdeenshire (Escocia) se convirtió en residencia real en 1.848.

    Tras haber sido alquilado por el matrimonio real durante un tiempo fue comprado por treinta mil libras porque a la reina le fascinó el lugar y cuando ya fue propiedad real  se iniciaron sus reformas.

    La reina Victoria y el príncipe Alberto fueron los  que pusieron a la vanguardia de la moda el tartán. Crearon incluso su propio tartán Balmoral que se empleó profusamente en la decoración del castillo.

    Tanto en las prendas de la reina Victoria como en las de su familia se deja sentir la influencia de su amor por Escocia, en especial por las Tierras Altas   precisamente por la incorporación del tartán y las telas inspiradas en él. Con anterioridad la visita del rey Jorge IV a Escocia en 1.822, primer monarca británico que viajó al norte de la frontera desde la partida de Carlos II en 1.651, impulsó su producción.

    Por otro lado las novelas de Walter Scott, ambientadas en Escocia contribuyeron también a poner de moda los cuadros escoceses que no tardaron en ser acogidos con entusiasmo por   los más destacados fashionistas de la época.

    En cuanto al calzado, los zapatos carecían de tacón, salvo en contadas ocasiones, por deferencia a la reina Victoria que no era una mujer alta.

    Lo más común fueron las zapatillas atadas sobre los tobillos y que eran de seda   o crepé de colores a juego con el vestido.

    Retrato de una dama jacobita atribuido a Cosmo Alexander (1.724 – 1.772), ca. 1.745. Edimburgo, The Drambuie Collection.

    François-Hubert Drouais (1.727 – 1.775). Portrait d’une femme en buste, 1.757.

    1.770–90 MET. C.I.64.33a–c.

    The Museum at FITFashion Institute of Technology, Nueva York, ca. 1.812. P88.9.1.

    Ca. 1.830. MET. 1971.47.1a, b.

    National Museums Scotland, 1.832. A.1934.387. Parece un traje maternal.

    Vestido de tartán utilizado por la princesa Victoria, luego Reina Victoria de Inglaterra en 1.835-37.
    RCIN 71984RCIN 71984

    Manchester Art Gallery, Mánchester. Inglaterra. 1.849. 2009.2

    1.850–55. MET. 2009.300.921a, b.

    MUSEO DEL TRAJE. Centro de Investigación del patrimonio Etnológico. 1850-1858 (ca). Con licencia del Museo.

    Descripción del vestido:

    “Conjunto formado por cuerpo y falda en tafetán de seda y raso. Cuerpo entallado y armado con ballenas, cuello a la caja y delantero terminado en suave punta. Un volante en cinta de seda con orillos vistos arranca del delantero en forma de uve. Sobremanga en forma de pagoda, rematada con un doble volante. La manga interior termina en un puño abierto, con un entredós y puntilla mecánica de remate festoneado en el borde, aplicado con vainica. Falda larga, con vuelo, fruncida en la cintura y galón de refuerzo en el bajo. 1850-1858 (ca)”. Tomada del Museo del Traje CIPE.

    Vestido de día de seda de tela escocesa. 1857. http://lascosasdemami.com/blog/blog/2013/las-cosas-de-la-epoca-victoriana/

    Vestido de día de seda de tela escocesa. 1.857. The Metropolitan Museum of Art. C.I.69.32.1a, b.

    Vestido de seda 1.857. Internet.

    Vestido de seda ca.1857. MET. C.I.69.32.2a, b.

    1.858

    1.858

    1859-1860.

    1.859-1.860. Museum of Fine Arts, Boston. 50.475a-d.

    Vista trasera. 1859-1860.

    Vista trasera. 1.859-1.860. Museum of Fine Arts. Boston. 50.475a-d.

    El Salón de la moda. 1.869. Biblioteca Universitaria de la UGR. CC ES.

    El Correo de la moda. 1.869. Biblioteca Universitaria de la UGR. CC ES.

    La Moda elegante. 1.878. Biblioteca Universitaria de la UGR. CC EE,

    La Moda elegante. 1.878. Biblioteca Universitaria de la UGR. CC EE.

    The Museum at FIT, Nueva York, c.1880. P92.21.1.

    1880

    Vestido de día 1.880’s. Colección de Alexandre Vassiliev.

    1.882

    1.882. MET 2003.338a, b.

    1.883- 1.888. Canadian Museum of History, Gatineau. D-10288.0.

    **********************************************************************************************************************

    S’ils n’ont pas de pain, qu’ils mangent de la brioche!: el tándem Noriega-Santos o Santos-Noriega que tanto monta, monta tanto. (¡Si no tienen pan, que coman brioche!)

    Roombox basada en una escena de la película película Marie Antoiniette realizada por Mª José Santos y Cristina Noriega.©

    Roombox basada en una escena de la película película Marie Antoiniette realizada por Mª José Santos y Cristina Noriega

    Madelva Fernández de Rojas, directora de la Revista Miniaturas, hablaba de miniaturas cum laude al referirse a las obra de María José Santos y Cristina Noriega.  Yo voy más lejos: son miniaturas cum laude y premio extraordinario ex aequo.

    Estamos viendo una reproducción a escala 1/12 de una escena de la película de Sofia Coppola, Marie Antoinette,  interpretada por Kirsten Dunst en 2.006. El vestuario le valió un Óscar a Milena CanoneroManolo Blahnik diseñó los zapatos.

    Se dice que una imagen vale más que mil palabras y es verdad. Poco puedo yo decir ante una creación tan maravillosa como es esta. Soy melómana en grado superlativo y por eso no se me ocurre otra cosa que exclamar con admiración, cómo se hace tras una buena interpretación de un aria de  ópera: ¡bravo!, ¡bravísimo!

     ©

    ©

     ©

    ©

     

    Detalle.©

    Detalle.©

    maria antonietar49a38463ddb1e859167eeb1be6ca6973

    Detalle. ©

    Cristina Noriega, nació en Cangas de Onís, (Asturias-España). Enfermera de profesión, con varias generaciones de antepasados médicos.

    Ha tenido siempre una gran afición por las miniaturas y comenzó realizando maquetas de barcos. Posteriormente hizo su primera casa de muñecas. Como segunda obra, eligió un hospital en el que intentó reproducir sus recuerdos de la infancia. Su conocimiento de la profesión médica, la incansable búsqueda de documentación en libros, exposiciones y museos, y su meticulosidad, hacen que sus escenas médicas estén provistas de todo lujo de detalles. Los aparatos y utensilios son fieles réplicas de los originales, transmitiendoles una sensación de verismo difícil de superar.

    En una visita a España, Croline Hamilton le propuso acudir al London Dollshouse Festival en el año 1.999 y a ella le debe su entrada en el apasionante mundo de la miniatura profesional. Ya en esta primera visita tuvo un éxito notable, lo que le animó en gran medida a seguir su trabajo. Desde entonces sus miniaturas pueden verse en los más prestigiosos museos del mundo. Siente  una especial atracción por los muebles y aparatos con mecanismos y por los objetos de tamaño mínimo, lo que la ha llevado a construir muebles de época que contienen en su interior casas a escala 1/144.

    Cristina es pionera en España en adjuntar documentos gráficos de las piezas originales a los muebles que realiza de forma que nos permiten comprobar el alto grado de fidelidad y meticulosidad en la reproducción de los mismos.

    http://www.cristinanoriega.com/

    María José Santos, es abogada especializada en Urbanismo.

    Las muñecas Carabosse pueden verse en las colecciones permanentes de museos de miniaturas europeos y estadounidenses como el Puppenhausmuseum de Basilea (Suiza), El Mundo de las Muñecas de Tenerife (España), Toy & Miniature Museum de Kansas City (USA), o la Colección Kathleen Browning, dentro del Kentucky Gateway Museum Center (USA), así como en exposiciones temporales: Museo de Arte de Naples (Florida, USA), Tee Ridder’s Minature Museum (Nueva York, USA), etc.

    Desde 2003, María José es profesora en la International Guild of Miniature Artisans School (Maine, USA), donde imparte cursos de verano sobre diseño de trajes en miniatura e historia de la moda. También organiza talleres en España dos veces al año. Actualmente, continúa su actividad creando muñecas por encargo, trabajando en nuevos proyectos y participando en ferias y exposiciones.

    http://carabosse-dolls.com/

    Marie Antoniette. María José Santos. ©

    Marie Antoiniette. María José Santos. ©

    Marie Antoinette de María José Santos. ©

    Marie Antoinette de María José Santos. ©

    Estas dos últimas llevan trajes también inspirados inspirados en el vestuario de la diseñadora italliana Milena Canonero para la película Marie Antoinette de Sofia Coppola.

    Papelera-tocador de María Antonietta que se conserva en el Museo de Kensington en Londres, y se atribuye su construcción, con madera de sicómoro, al famoso Riesener. Esta ilutración aparece en el Salón de la Moda, Año I, nº 2, 1884 que se encuentra en la Biblioteca Universitaria de la Universidad de Granada. CC ES

    Papelera-tocador de Marie Antoniette que se conserva en el Museo de Kensington en Londres, y se atribuye su construcción, con madera de sicómoro, al famoso Riesener. Esta ilustración aparece en El Salón de la Moda, Año I, nº 2, 1.884 que se encuentra en la Biblioteca Universitaria de la Universidad de Granada. CC ES

    *********************************************************************************************************************

    *********************************************************************************************************************

     

     

     

    Deja un comentario