71 BAKER STREET

Nos disponemos a conocer esta casa que consta de cinco habitaciones distribuidas en tres plantas.

Es de tipo armario. Al abrirla nos encontramos en la planta baja el salón-comedor y la cocina.

Ya sabemos lo que es chinoiserie y no nos sorprende que el salón-comedor sea de este tipo en color rojo. Tiene dos ambientes como observamos. Todos los detalles son del mismo estilo para no romper la armonía. Personalmente me gusta mucho esta habitación. Me costó trabajo encontrar los muebles del mismo estilo pero con paciencia lo logré. Hoy muchos de ellos están descatalogados.

A su lado la cocina provista de todo tipo de enseres.

En la primera planta encontramos el dormitorio.

Vemos tres ambientes: la cama en sí, un pequeño sofá con una consola bajo la escalera y un tresillo no muy grande a los pies de la cama. Hay un anacronismo pero diría que es totalmente perdonable. La muñeca de Carmen Ruíz aparece vestida con un modelo de la película “Titanic”. Recordemos que la época victoriana abarca del 20 de junio de 1.837 al 22 de enero de 1.901. Sabido es que el barco se hundió en la noche del 14 al 15 de abril de 1912 pero esta muñeca es una joya.

A su lado el baño. ¿Me dispensan una vez más por este error? Las casitas de muñecas se montan poco a poco por parte de los coleccionistas salvo en los contados casos en que hay un alto poder adquisitivo y ahí no estoy yo incluida. El que tiene el bolsillo lleno le da lo mismo desprenderse de sus piezas porque puede sustituirlas ipso facto por otras.

No me puedo dar el lujo de privarme de este baño ni de otros que he colocado ni creo que lo haga porque con todas y cada una de las piezas que tengo he pasado muchas horas y he puesto mucho cariño e ilusión.

La última planta es una habitación sin tabiques y muy difícil de decorar porque su techo está inclinado.

Tiene el rincón de costura; el del juego de ajedrez; un tresillo de tertulias y en el centro la mesa de diario en la que está dispuesto el almuerzo.

No pueden faltar el perro y el gato que en este caso aparece jugando con una cesta de lanas.

No se admiten más comentarios